Calderón común

21 10 2008

El calderón común (Globicephala melas) es una especie de delfín oceánico perteneciente al genero Globicephala, aunque su comportamiento se acerca más a la de las grandes ballenas.

Posee un cuerpo robusto. Los adultos alcanzan una longitud de unos 6 m, y un peso aproximado de 2.000 kg. Su hocico es corto, y presenta un melón bastante desarrollado. Respecto a su coloración, en adultos es gris oscura a negra, mientras que los juveniles son de un gris claro. Su dieta se basa en calamares y peces.Es muy agresiva con las orcas.Sus inmersiones van de los 1.000 a 900 metros.





Calderón tropical

21 10 2008

El Calderón tropical o de aleta corta (Globicephala macrorhynchus) es una especie de delfín oceánico perteneciente al genero Globicephala.

Como su nombre lo indica, posee las aletas mas cortas que el calderón común (Globicephala melas). Su coloración es negra a gris oscuro. Posee algunas manchas blancas en la zona ventral. Los adultos alcanzan una longitud promedio de 6m. y un peso de entre 1000 a 4000 kg.

Suelen vivir en grupos de entre diez a treinta individuos, pudiendo incluso llegar a los sesenta. Su alimentación se basa en calamares, pulpos y peces. Se presume usa su enorme melón para ayudarse en la cacería de sus presas. Habita entre los 41°S y 45°N en oceanos de todo el mundo.





Narval

12 10 2008

El narval (Monodon monoceros) es un cetáceo de la familia de los monodóntidos (al ser un pariente próximo a la beluga, lo he clasificado como en la familia de los delfines).

Habita en los mares árticos, normalmente en pequeños grupos de 5 a 7 individuos. Presenta un moteado característico en la piel, carece de aleta dorsal y alcanza una longitud que oscila entre los 4 y los 6 metros sin contar el largo apéndice cefálico, exclusivo de los machos, y que no es más que un largo diente (en raras ocasiones son dos) que puede llegar a medir hasta 2 metros.

Se trata de uno de los incisivos superiores del animal que se presenta retorcido a modo de sacacorchos. Los narvales exhiben una considerable reducción en el número de piezas dentales con respecto al resto de los odontocetos, éstas pueden llegar a desaparecer en los adultos, excepto en los machos, en los que siempre persiste el largo incisivo que utilizan aparentemente sólo con funciones defensivas y de peleas rituales. Los narvales son cetáceos de gran actividad vocal.

Este curioso cetáceo está muy difundido en el Océano Glacial Ártico, desde el cual a veces desciende, hasta las costas septentrionales de Europa. Es por eso que el narval fue un animal importante para la economía de los pueblos esquimales. Éstos cazan aún en Groenlandia y Canadá lo que conocen con el nombre de tugalik, y es una importante fuente de proteínas, de grasa y combustible. Antiguamente, se aprovechaban también otros productos tales como los dientes para confeccionar cabezas de arpón, y los tendones a modo de hilo.

El nombre “narval” deriva de la palabra nórdica antigua náhvalr, que significa “cadáver de ballena”. Probablemente ésta es una referencia a su piel pálida, moteada con blanco y gris en los adultos. También puede referirse a la manera como estas ballenas pueden flotar boca arriba, sin moverse durante unos pocos minutos.

La característica más notable de los narvales machos es su extraordinariamente largo cuerno, que en realidad es un colmillo que se proyecta desde el lado izquierdo de su mandíbula superior. Este diente puede crecer hasta unos 3 metros de largo y puede pesar hasta 22 libras (10 kilos). Una característica de éste es su forma enrollada, parecida a un sacacorchos.

Uno de cada 500 machos tiene dos colmillos, esto ocurre cuando el diente derecho, normalmente pequeño, también crece hacia fuera. Aunque suele ser raro, a un narval hembra también le puede crecer un colmillo hacia afuera. El propósito de este cuerno ha sido objeto de debate. Primeros estudios científicos suponían que el cuerno fue utilizado para perforar el hielo que cubre el Mar Ártico, hogar del narval. Otros sugirieron que el cuerno era utilizado para ecolocalización.

Recientemente científicos creen que el cuerno es primamente utilizado para indicar dominancia: era más probable que machos con cuernos más largos atrajeran a las hembras. Esta hipótesis fue sugerida por la lucha entre los narvales cuando dos machos chocan sus cuernos. Sin embargo, reciente trabajo por parte de un equipo investigador dirigido por Elliot Avila sugiere que el cuerno puede ser un órgano sensorial.

Una micrografía de los cuernos reveló millones de diminutos y profundos túbulos extendidos por la superficie del cuerno, aparentemente conectados al sistema nervioso del narval. El propósito sensorial del cuerno todavía permanece desconocido, pero científicos tienen hipótesis de que este cuerno puede detectar temperatura, salinidad, presión, etc.

Al igual que los elefantes, los cuernos de los narvales no vuelven a crecer si se rompen o parten. Narvales machos pesan hasta 1.450 kilogramos, la hembra alrededor de 900 kilogramos. La mayor parte de su cuerpo es pálida con manchas marrones y colores vivos alrededor del cuello. Los narvales más viejos presentan colores más brillantes.

El narval se encuentra predominantemente en las áreas árticas de Rusia y el Atlántico. Comúnmente se registran en la parte norte de la bahía de Hudson, estrecho de Hudson, bahía de Baffin, en la costa del este de Groenlandia y en el este de la franja del extremo norte de Groenlandia alrededor de Rusia del este. Los territorios en esta franja incluyen Svalbard, Tierra de Francisco José y Severnaya Zemlya. Las vistas más situadas han ocurrido al norte de la Tierra de Francisco José.

Estimados de la población se han concentrado en los fiordos y en las entradas del norte de Canadá y el oeste de Groenlandia. Investigaciones que se han realizado mediante revisiones aéreas, sugieren una población alrededor de 20.000 individuos, si se toman en cuenta los animales sumergidos, la cantidad puede ser superior a 25.000.

El narval es una especie migratoria. En verano se trasladan cerca de las costas; hacia los primeros vientos de invierno, se mueven lejos de la costa y residen en áreas árticas, sobreviviendo en pequeños huecos en el hielo. Cuando llega la primavera los huecos se convierten en canales que les permiten regresar a las bahías costeras.

Los depredadores principales del narval son el oso polar y la orca. El narval se alimenta de camarones,cefalópodos y peces. Legalmente, a la gente Inuit se le permite cazar narvales. Una razón importante es el clima del ártico, que no proporciona la nutrición adecuada para un ser humano, y muchos nutrientes sólo se obtienen mediante el consumo de cetáceos y peces.

A menudo, el hígado de estos animales es consumido inmediatamente después de la matanza, se realiza durante una ceremonia ancestral, que tiene un significado de respeto al animal. En Groenlandia, el método tradicional en la caza de ballenas es el arpón.

En Canadá, se utilizan con frecuencia los botes de alta velocidad y los rifles de caza. Durante mucho tiempo, PETA y otros grupos en defensa de los derechos de los animales, han protestado por la matanza de narvales.





Calderón gris

11 10 2008

El calderón gris o delfín gris (Grampus griseus) es un cetáceo que pertenece a la misma familia que los delfines. Su nombre significa en latin “pez grande y gris”.

Su tamaño puede llegar a ser de entre 3,2 y 4,3 metros y pesar 680 kilogramos, sin existir un marcado dimorfismo sexual. Al nacer puede medir entre 1,1 y 1,8 metros. Se aparea durante todo el año con preferéncia por las estaciones de primavera y otoño. La gestación dura entre 12 y 14 meses; y la lactancia entre 12 y 20. Su color es gris pero las numerosas marcas y cicatrices blancas pueden hacelo parecer de este color en la distáncia. Estas cicatrices pueden deberse a luchas intraespecificas o a marcas de calamares. No existe ninguna característica externa que permita distinguir a los dos sexos. Su cuerpo es robusto, particularmente en la base de la aleta dorsal y la cabeza presenta un melón prominente que en su zona frontal está dividido en dos por la presencia de un surco que termina sobre el pequeño morro, apenas visible. La aleta dorsal es medianamente alta entre 35 y 40 centimetros; falciforme y está situada en el centro del cuerpo. Las aletas pectorales son largas y terminadas en punta.

Se alimenta principalmente de calamares y esporádicamente de pequeños peces. Es un animal sociable que suele reunirse en grupos de entre 5 y 30 individuos. Forman subgrupos formados por individuos del mismo sexo o de similar edad, hembras con crías o inmaduros con machos adultos, pero la composición más común es de un adulto macho con entre 4 y 6 hembras y varios juveniles. Otro rasgo característico del calderón gris es que se asocia con otras especies de cetáceos, como la ballena gris, marsopa y orca, aunque su compañía suele estar frecuentada por ejemplares de delfín mular, común o listado, con los que se han demostrado casos de hibridación, concretamente con el delfín mular en libertad y en cautiverio, y con el delfín listado en el Mar de Alborán. Los calderones grises suelen ser tímidos, no se acercan ni siguen a las embarcaciones, aunque en ocasiones se asoman verticalmente para observar lo que ocurre a su alrededor. Producen una amplia gama de sonidos, tecleos de ecolocación y chillidos.

Es una especie pelágica que esta ampliamente distribuida por los mares tropicales, templados y subpolares de todo el planeta. Se encuentra en aguas oceánicas y continentales profundas, escarpadas, con taludes, cañones y fosas, en profundidades entre 200 y 2000 metros donde localizan a uno de sus principales alimentos, el calamar. Su población es desigual y según los mares varia mucho en abundancia y distribución. Lo encontramos por todo el Atlantico peninsular y la cornisa del Cantabrico, siendo mayor su presencia en Galicia. Es escaso en el Mediterráneo español y en las Islas Canarias. Su distribución se ve afectada por fenómenos naturales como El Niño. que está provocando en ocasiones el desplazamiento de especies, y en otros casos la concentración de ejemplares.

La intensa actividad humana en los mares del planeta está provocando una seria disminución de esta especie, llegando a ponerla en peligro. Entre las actividades que suponen una amenaza contra los calderones, unas veces de forma accidental y otras de manera provocada, debemos destacar la contaminación acústica, provocada por el aumento del tráfico marítimo, las prospecciones petrolíferas, los radares y, especialmente, los sonares. Otro factor con una fuerte relevancia en la conservación de los calderones, y de otros cetáceos, es la contaminación procedente de organoclorados, metales pesados, pesticidas, DDT, mercurio, y la ingestión de plásticos, cuerdas y otros residuos, siendo su origen el vertido de residuos desde embarcaciones y desde la industria y poblaciones de la costa.

 Además, está la afección a su cadena alimenticia y la acumulación de contaminación en la grasa y órganos internos de estos cetáceos. También de gran importancia, especialmente en algunas zonas del planeta, son las pesquerías, ya que los calderones son cazados para ser usados en el consumo humano o como cebo para pescar. En Sri Lanka es la segunda especie en cantidad utilizada en la industria pesquera, y en Japón se utilizan como fertilizante y son eliminados por su competición con la pesca. Mientras que en Perú, algunas islas del Caribe, el Mar Negro o en islas del Pacífico los calderones son simple materia prima. Además, la pesca accidental con diferentes artes de pesca –jabega, arrastre, redes atuneras, redes de deriva, etc.–, causa la muerte de calderones, siendo frecuente encontrar ejemplares mutilados, ya que cuando se han quedado enredados en las redes de pesca en vez de liberarlos les amputan una o varias aletas –caudal, dorsal o pectorales–, causándoles la muerte tras una horrible agonía. Otras causas de la reducción de sus poblaciones son la destrucción mecánica de fondos, realizada por el uso de artes de pesca de arrastre; la escasez de alimento por la sobreexplotación de caladeros; el tráfico marítimo y las colisiones que provoca; el turismo de avistamientos de cetáceos, que provoca importantes molestias; y la captura e ejemplares en libertad para su exposición en acuarios.





Delfín mular

15 09 2008

De las más de 30 especies de delfines que existen, el delfín mular o delfín hocico de botella (Tursiops truncatus) es el más común y más conocido de la familia de los Delphinidae. Ello se debe a que con frecuencia se tiene en cautiverio, pues su naturaleza sociable y su inteligencia lo convierten en la estrella de muchos espectáculos.

En estado salvaje, estos delfines grises viven en grupos de hasta 10 ó 12 individuos. Como otros delfines, se sirven de un sistema de “eco” para localizar su alimento y, a menudo, cooperan entre ellos para acorralar a sus presas. Frecuentemente surcan la estela dejada por los barcos y, a veces, se acercan a los nadadores y los dejan jugar con ellos.

Habitan en los mares cálidos y templados de todo el mundo y pueden encontrarse en todos los océanos a excepción del Ártico y el Antártico.

Los delfines mulares son grises, variando de gris oscuro en el la parte superior de la aleta dorsal a un gris claro y casi blanco en la parte inferior.Las quijadas superiores y más bajas alargadas dan a éstos animales su nombre de “nariz de botella”.Su cara demuestra una “sonrisa característica”.

Los adultos se extienden en longitud a partir de los 2 hasta los 4 m (6 a 13 p) y en peso a partir de 150 a 650 kg (330 a 1430 libras) con los machos que son levemente más grandes y considerablemente más pesados que las hembras en promedio. El tamaño del delfín parece variar considerablemente con el hábitat. La mayoría de la investigación en esta área se ha restringido al océano Atlántico del norte, en donde los investigadores (Hersh y Duffield, 1990) han identificado dos ecotipos.

Esos delfines en aguas más cálidas y bajas tienden a tener un cuerpo más pequeño que sus primos en aguas pelágicas más frescas. Por ejemplo un examen de animales en el Moray Firth en Escocia, la población residente situada más al norte del mundo, registró una longitud media del adulto de apenas los 4 m (13 p), comparado con los 2,5 m (8 p) de promedio en una población de Florida. En aguas más frías, también tienen una composición y una sangre más grasas útiles en inmersiones profundas.

Las platijas (lóbulos de la cola) y la aleta dorsal se forman de tejido fino conectivo denso y no contienen los huesos o el músculo. El animal propulsa adelante moviendo las platijas hacia arriba y hacia abajo. Las aletas pectorales (una a cada lado del cuerpo) sirven para controlar la dirección; contienen los huesos claramente homólogos a los miembros anteriores de los mamíferos terrestres (de los cuales se desarrollaron los delfines y el resto de los cetáceos hace 50 millones de años).

Los delfines mulares nadan típicamente a una velocidad de 5-11 km /h (3-6 mi/h); en tiempos cortos pueden alcanzar velocidades máximas de 35 km/h (21 mph).

Cada 5-8 minutos, los delfines tienen que salir a la superficie para respirar a través de su sopladura (en promedio, respiran más a menudo). Su sueño es así muy ligero; algunos científicos han sugerido que las dos mitades de sus cerebros se turnan en dormir y despertar.

Los delfines mulares viven normalmente en grupos llamados vainas, conteniendo hasta 12 animales. Éstas son unidades sociales a largo plazo. Típicamente, un grupo de hembras y sus jóvenes viven juntos en una vaina, y juveniles en una vaina mezclada. Varias de estas vainas pueden ensamblar juntos grupos más grandes de cientos de delfines o más. Los machos viven solamente en grupos de 2-3 y ensamblan las vainas por períodos del tiempo cortos.

La especie se conoce comúnmente por su carácter y curiosidad amistosos. Es frecuente que un zambullidor sea investigado por un grupo de ellos. De vez en cuando, los delfines han rescatado a zambullidores en peligro llevándolos a la superficie, un comportamiento que también demuestran hacia los miembros en peligro de sus propias especies. En noviembre de 2004, un informe más dramático de la intervención de un delfín vino de Nueva Zelanda: un gran tiburón blanco se acercó a tres salvavidas, nadando a 100 m de la costa cerca de Whangarei. Un grupo de delfines, detectando al parecer el peligro de los nadadores, se reunió y los rodeó firmemente por cuarenta minutos, previniendo un ataque del tiburón. (Thomson, 2004)

Los delfines son depredadores, así pues, también demuestran comportamientos agresivos. Esto incluye luchas entre los machos para la fila y el acceso a las hembras, así como agresiones hacia tiburones y otras especies más pequeñas de delfines. Los machos alcanzan la madurez sexual a los 11 años; las hembras, a los 12. La época de celo suele ser en primavera. Los delfines masculinos, durante la estación de acoplamiento, compiten muy vigorosamente entre sí para demostrar dureza y tamaño con una serie de actos tales como empalmar principal.

La gestación dura unos 11-12 meses; habitualmente, tienen una cría, que suele medir 1-1’5 m y pesar entre 30 y 40 kg . Paren cada 2-3 años. El período de amamantamiento dura entre 12-18 meses.

Los delfines mulares femeninos viven cerca de 40 años; la vida más agotadora de los machos toma al parecer su precio, y viven raramente más de 30 años.

La alimentación es costera y basada sobre todo en una variedad de peces y de invertebrados de las zonas litorales y secundario-litorales, mientras que los pescados mesopelágicos y los calamares oceánicos se encuentran comúnmente en la dieta de aquellos alejados de la costa. La dieta también varía con la disponibilidad local de la presa.

La búsqueda del alimento en el delfín es ayudada por una forma de ecolocalización, similar al sónar: localizan objetos produciendo sonidos y escuchando el eco. Estos sonidos son chasquidos que emiten en una columna enfocada hacia el frente del animal. Tienen dos aberturas pequeñas del oído detrás de los ojos, pero la mayoría de las ondas acústicas se transmiten al oído interno a través de la mandíbula inferior. Mientras que el objeto de interés se acerca, el eco crece más ruidosamente; los delfines ajustan entonces bajando el volumen de los sonidos emitidos (esto está en contraste a la técnica usada por el ecolocación del palo y el sónar humano: aquí la sensibilidad del receptor de los sonidos se disminuye.)

También tienen vista aguda. Los ojos están situados en los lados de la cabeza y tienen un lucidum del tapetum que ayuda en condiciones de luz débil.

Por el contrario, su sentido del olfato es muy pobre.

Los delfines mulares se comunican con los movimientos del cuerpo y con los sonidos, que producen con seis sacos de aire cerca de su agujero del soplo (carecen de cuerdas vocales). Cada animal tiene un sonido característico de firma con el cual se identifica ante los demás. Otras aplicaciones de la comunicación cerca de 30 sonidos distinguibles, por supuesto no existe una “laringe de delfín”.

Los delfines mulares forman pequeños grupos los cuales no superan la media de 12 ejemplares. El sistema social de esta especie es bastante complejo y recibe el nombre de sociedad fisión-fusión ya que sus individuos se asocian en pequeños grupos que cambian de composición en cortos periodos de tiempo (días o incluso horas). Varios sub-grupos se pueden unir para formar así asociaciones más numerosas.

Los delfines mulares estudiados por los biólogos del Bottlenose Dolphin Research Institute BDRIen la isla de Cerdeña muestran particulares asociaciones durante la alimentación en función de las habilidades de cada compañero.Dichos delfines mulares han cambiado sus hábitos desde la creación de un vivero de acuicultura en la zona.Los delfines mulares también interaccionan con otras actividades humanas como la pesca con redes costeras y el arrastre.





Beluga

14 09 2008

La beluga (Delphinapterus leucas), también conocida como ballena blanca, es un cetáceo que habita en zonas árticas y sub-árticas. Este mamífero marino es conocido simplemente como beluga, su nombre se deriva del ruso beloye, que significa blanco, pero las crías al nacer son grises.Adquieren el pelaje blanco al  año de vida.Beluga

Un ancestro primigenio de esta especie fue el Denebola brachycephala que habitó durante el Mioceno. Un fósil encontrado en la península de Baja California, indicó que esta familia alguna vez vivió en aguas menos frías.

Poseen aletas pequeñas, y su cabeza contiene un órgano esférico denominado melón, que utiliza para detectar a sus presas por medio de la ecolocalización. Su boca tiene forma de pico, y está armada con cuarenta dientes. Se alimenta principalmente de crustáceos y peces.

Pasan gran parte del tiempo en la superficie o en aguas poco profundas. Son animales muy sociables que utilizan el sonido para estar en contacto con sus congéneres, produciendo ruidos variados, como chirridos, trinos y chasquidos.Suelen ir en grupos de 20 a 30 individuos.

Este mide alrededor de cinco metros y puede llegar a pesar de 1 a 1,5 toneladas, generalmente los machos son más robustos que las hembras. Una hembra comienza a reproducirse a los siete años aproximadamente, y tiene cría una vez cada tres años. El macho alcanza la madurez sexual a los ocho.

En el Oceanográfico de Valencia nació la primera beluga en cautividad, si bien murió 25 días después.