Ballena de groenlandia

11 10 2008

La ballena de Groenlandia, también conocida como ballena boreal, es una especie de ballena que vive en las aguas heladas del océano Glacial Ártico. Tiene en la mandíbula superior multitud de barbas (hasta 600 o más que pueden medir unos 3 m de largo cada una), unas estructuras córneas que actúan como filtro cuando la ballena se alimenta.

Las ballenas adultas alcanzan una longitud de 14 a 18 m y un peso de 55 a 100 toneladas. La cabeza ocupa por lo general un tercio de la longitud total del cuerpo, que es liso y redondeado, sin aletas, corcovas, crestas o excrecencias. Son de color negro oscuro, gris o pardusco, con manchas irregulares de color blanco en la mandíbula inferior y a veces en torno a la base de la cola. El surtidor en forma de V —el chorro de aire y agua lanzado desde los orificios respiratorios— alcanza unos 7 m de altura. Las ballenas de Groenlandia están muy bien protegidas contra el frío —los adultos tiene una capa de grasa de más de 70 cm de espesor—, lo que les permite sobrevivir en las aguas del Ártico.

Las ballenas de Groenlandia son las únicas ballenas que pasan sus vidas enteras en las aguas árticas. Vive en la región circumpolar del norte, a menudo en aguas poco profundas. Sus migraciones son cortas, y se realizan en sentido contrario a la formación y el movimiento del hielo: al norte en verano, al sur en invierno. En el Atlántico habita desde el mar de Groenlandia hasta el norte de la bahía de Hudson. En el Pacífico, vive junto a las costas de Alaska y de Rusia, en los mares de Bering y Chukchi, hasta el mar de Beaufort.

Suelen nadar lentamente en la superficie con la boca abiertas para filtrar el krill con los filamentos de sus barbas. También se sirven de otros dos métodos para capturar crustáceos del fondo marino: la alimentación en columna, que consiste en zambullirse a una gran profundidad y luego ascender a la superficie en el mismo lugar; y el rastreo del fango, para lo que nadan por aguas poco profundas, mientras remueven el fondo fangoso con las pesadas colas.

Las hembras dan a luz a una sola cría, después de un periodo de gestación de casi un año. Paren cerca de la región circumpolar ártica entre marzo y agosto. Los recién nacidos miden de 4 a 5 m y son amamantados durante cerca de un año, hasta que están lo suficientemente desarrollados como para alimentarse por sí mismos. Las hembras adultas probablemente dan a luz cada 3 ó 4 años.

La cría se ha observado de marzo a agosto; la concepción se cree que ocurre sobre todo en marzo. La reproducción puede comenzar cuando una ballena tiene de 10 a 15 años. Las hembras tienen una cría cada 3 a 4 años, después de un embarazo de 13 a 14 meses. La cría recién nacida mide cerca de 4.5 m de largo y pesa aproximadamente 1000 kilogramos (2.200 libras), creciendo hasta 9 m por su primer cumpleaños. La esperanza de vida de una ballena de Groenlandia se creía que era de 60 a 70 años, de forma similar a otras ballenas. Sin embargo, los descubrimientos de antiguas puntas de arpones de marfil en ballenas vivas en 1993, 1995 y 1999 han desencadenado investigaciones adicionales basadas en las estructuras del ojo de las ballenas, llegando a la conclusión fiable de que por lo menos algunos individuos han vivido 150-200 años, lo que les convertiría en los mamíferos más longevos (otro informe afirma que una hembra de 90 años supuestamente seguía siendo reproductiva). Debido a su posible periodo de vida, las ballenas hembra de Groenlandia se cree que pueden tener que pasar la menopausia. Las observaciones de animales muy grandes sin crías apoyan esta hipótesis.

Durante las migraciones en primavera y otoño las ballenas de Groenlandia forman grupos de hasta 14 animales, que nadan en una formación en V.

 La ballena de Groenlandia es una especie en peligro de extinción y su caza está prohibida por una ley internacional desde 1935. La pesca abusiva, sobre todo en el siglo XIX, mermó de manera drástica las poblaciones de estos cetáceos. Desde que se declaró especie protegida, sus poblaciones se han incrementado un poco, al ritmo de un 3% al año. Algunos factores medioambientales, como los cambios climáticos y la contaminación del agua, amenazan en la actualidad a esta especie. Las actividades humanas —desde la caza no comercial practicada por los indígenas para alimentarse y preservar sus tradiciones, hasta las explotaciones marinas de petróleo y gas— siguen planteando desafíos a la supervivencia de estas ballenas.

Anuncios

Acciones

Information

One response

28 05 2009
tania

hola soy tania me encantan las ballenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: